• Lola

Marcas de mi Batalla

Psoriasis: es una condición inflamatoria crónica en la que las células de la piel de las zonas afectadas, se reproducen mucho más rápido que las de una persona normal, y se acumulan formando unas placas enrojecidas, engrosadas y escamosas en la piel.


Lola
lesiones de Psoriasis de La libreta de Lola

Imagínense lo que eso significa para una persona que está expuesta al público en general, donde hay tanta discriminación, tanta falta de empatía, tanta falta de compresión y abundancia de estereotipos de perfección, abundancia del ego, abundancia de la burla a lo diferente.


A veces me doy cuenta de la cara de las personas cuando se quedan pasmados viendo mis lesiones, otros no se aguantan y con cara de asombro como si fuese extraterrestre me preguntan; qué es eso?

La librta de Lola- Lesiones manos y codos
lesiones de psoriasis en codos y manos




No fue fácil para mí dar el paso de abrir mi corazón y hablar de esta aventura que me ha dado la vida como paciente de Psoriasis. Han sido muchas noches de preguntas sin respuestas, y de incertidumbre hacia el futuro.... Sin embargo, los planes de Dios han sido más perfectos que mi condición.

En el proceso de entender el propósito de todo esto, me bloquee emocionalmente. No discutía con Dios de porque a mí? Pero si sentía mucho miedo en mi interior de cómo todo esto iba a evolucionar. Pero de repente un día, algo se acciona y te das cuenta que aquello que te quería destruir, se vuelve tu arma para salvar a otros.


Lola

En este momento de mi vida me siento como esos guerreros de la antigüedad que luego de volver de largas batallas se sentaban alrededor del fuego, a contar sus grandes hazañas en tierras lejanas enfrentándose a terribles enemigos y mostrando sus cicatrices con orgullo como si estas fuesen medallas. No les niego, a veces el ánimo quiere derribarme, a veces quiero rendirme, pero recuerdo todo lo que he vencido, miro mis cicatrices y les digo: ¡Haremos algo grandioso con esto!



Más que enfocarme en lo negativo de lo que viví y estoy viviendo en esto, quiero enfocarme en las cosas que sí han empezado a tener valor para mí. Por eso quiero contarte algunos regalos o medallas que vinieron envueltos en la cáscara agria de la psoriasis:


1. El amor de mi vida: En medio de todo ese caos, Dios me regalo mi compañero de vida, un regalo hermoso que ha decidido cargar este peso junto conmigo. Quien ha abrazado cada lesión, cada cicatriz como si simplemente no existieran, quien con su abrazo ha roto todos mis miedos.


2. El valor del descanso: Los que me conocen saben que no paro, soy como una hormiga, que trabaja y trabaja y realmente es algo que es parte de mí. Sin embargo, he tenido que aprender que en la vida habrá tiempo para todo, y que debo sacar tiempos de recarga y de desconectarme para poder volver a encontrarme conmigo misma.


3. Amarme más allá de la piel: No es fácil amarse cuando las cosas no están del todo bien, pero eso es solo el resultado de lo que nos vende la sociedad y las redes sociales, que debemos ser perfectos sino, no estamos aptos para ser vistos. No fue fácil romper con ello, pero Dios me ayudó a apreciar todo aquello que hay en mí, todo lo que soy, más allá de lo que se ve externamente.


4. Aprender a decir NO: Uno de mis mayores errores, era que no sabía decir que no y me envolvía en cosas muchas veces sin poder, por no quedar mal. Pero me quite la capa, no soy un superhéroe y habrán cosas que se saldrán de mi control.


5. Disfrutar más de la vida: La Psoriasis despertó en mí el espíritu aventurero!! Entendí que debo valorar el aquí y ahora, junto a las personas que amo y me aman de verdad. Ya no estoy en la disposición de gastar mi tiempo en nada que me reste. Me estoy volviendo coleccionista, jejeje de momentos en mi memoria.


Más adelante les contaré más, no se pierdan el próximo post.

Con amor,

Lola.


PS: Aqui te comparto, el video con el cual inicie el regreso del blog hablando de mi condición. Puedes verlo, dando CLICK AQUI!


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo