• Lola

Meditar-Escuchar-Confiar


Hola familia!

El tema que les hablaré hoy es una mezcla que considero una bomba detonante de construir nuestro bienestar. La mayoría de las veces queremos construir nuestro bienestar desde afuera y simplemente creo que es imposible. Quizá nos lleve a sentirnos bien por un tiempo, pero a la larga volveremos a caer en el mismo circulo del que tratamos de salir.

Construir bienestar desde adentro es la única manera que nos garantiza el crecer y nos asegura que permanecerá en el tiempo. Por eso quiero hablarte de 3 puntos que estoy aprendiendo y que de seguro así como me están ayudando a mí, te ayudarán a ti:MEDITAR-ESCUCHAR-CONFIAR.

La meditación, a pesar de que en sus inicios solo se tenía como algo religioso, no es menos cierto que hoy en día se realiza con fines también terapéuticos y de relajación, por los innumerables beneficios que otorga tanto al cuerpo, como a la mente.

Los expertos dicen que la meditación es una gran opción a la hora de reducir nuestros índices de estrés, aquellos que lejos de disminuir, se incrementan por el ajetreado ritmo de vida que llevamos cada día.

Lo mismo sucede con la habilidad de escuchar y confiar. Escuchar va mas allá de oír palabras o sonidos, es prestar atención a lo que se habla. Interiorizar. Mientras que, confiar es recibir lo que se nos ha prometido, aún antes de tenerlo. Es tener la certeza que al final, todo obrará para bien.

Estoy aprendiendo a utilizar estos 3 hábitos en conjunto, y créanme, la paz que se construye, el bienestar que se genera, no tiene comparación. Por eso te exhorto a que cada día busques ese momento para MEDITAR, para poner tu cabeza en tranquilidad y poder conectarte con tu fuente; que puedas ver las cosas desde afuera y quizá contemplar diversas maneras de que se solucionen. Sin dejar de lado ESCUCHAR. Muchas veces cuando nos apartamos para poner en orden nuestros pensamientos y sentimientos, empezamos como un monologo, donde solo hablamos y hablamos y hablamos, sin tomarnos tiempo para ESCUCHAR; escuchar nuestra voz interior, nuestra conciencia; a Dios. Aquella voz que nos guía y nos da dirección. Aquella voz que a veces nos dice aquellas cosas que no queremos escuchar, pero que son necesarias para poder crecer. Aquella voz que nos lleva a CONFIAR; confiar que todo saldrá bien, confiar que las situaciones difíciles o confusas son solo el cincel que nos forma y nos convierte en la mejor versión de nosotros. Aquellas que nos llevan a madurar.

MEDITA, ESCUCHA, y sobre todo, CONFIA que todo saldra bien y que cada experiencia que vives es para sacar la leccion de ella, que te llevará a crecer. No te rindas!

con Amor,

Lola.



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo