• Lola

La Vega Trip

¡Hola amoreeees! Ando medio loca porque tengo muchas cosas encima, pero no crean que me olvido de ustedes, sufro cada vez que pasa un tiempo sin escribirles un post.


Hoy no verás un álbum de fotos con photoShop, de poses lindas para que te gusten, hoy verás fotos que reflejan vida, felicidad, unidad, hermandad.

Te quiero contar sobre un viaje que hice recientemente al interior de mi hermosa isla, a una provincia llamada “La Vega”. Según la historia de mi país esta provincia ha sido fundada 3 veces (así como lo lee, 3!). La primera se supone fue en 1494 por Cristóbal Colon, quien maravillado por la belleza del lugar le puso el nombre de “La Vega Real”. Sin embargo en 1562 la ciudad sufrió un sismo muy fuerte el cual la sepultó por completo bajo tierra. De modo que por este hecho en 1563 la ciudad se trasladó a un área cercana al rio Camú. La tercera y última fundación de esta provincia se dio en 1813 a causa de que años antes a esa fecha hubo un intento fallido de ocupación del área por parte de los habitantes de la zona noroeste de la isla y devastaron toda la región quemando las casas y negocios que había en el lugar.

Bueno, bueno, ya te instruí un poco en historia eh!!! Hehehe ahora entremos en materia.

Un grupo de amigos que no debería llamar amigos, sino más bien hermanos, familia! Decidimos irnos a esta provincia por un feriado que había recientemente y de verdad que la experiencia fue inolvidable.


Creo mucho en que los lazos se afianzan y afirman cuando compartimos tiempo de calidad con nuestros seres queridos y puedo decir que eso nos pasó ese fin de semana. Poder aprender los unos de los otros, podernos reír a carcajadas de las ocurrencias, debatir temas profundos de la vida o incluso caminar bajo la lluvia a las 6:00am jajaja son cosas que marcaron mi corazón para siempre.


Por mucho tiempo había en mi corazón un deseo enorme de poder encontrar personas que estuvieran en la misma sintonía que yo, de poder tener a

migos en los cuales nuestra amistad fuera más allá del beneficio que pudiera conseguir el uno del otro. Algo puro, algo real. Sentía que estaba en un círculo que me ahogaba y al cual cada vez menos pertenecía, al punto que me aislé.

Me dije: ¡YA NO MÁS! Me cansé de vivir y seguir en lugares donde no me sentía libre ni plena para ser yo misma y anhelaba realmente un encuentro con personas en el cual fuéramos cartas abiertas que todos pudieran leer. ¿Tal vez te ha pasado a ti? o te està pasando ¡No lo sé! Pero si es así, si hoy te sientes como me sentí en el pasado, quiero que sepas que HAY ESPERANZA.

Aún existen personas en el mundo iguales que tú, solo están a un paso de que las dejes entrar a tu vida.

Sino dímelo a mí, que buscando amigos, encontré UNA FAMILIA.


¡NO TE RINDAS!

Con amor,

Lola.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo